Eco Limpieza

Pues ya era hora que le hiciera un poco de caso al blog, no?  Que me cuesta a mí lo de las redes… Pero venga, que os quiero contar como, a día de hoy, en casa TODOS NUESTROS PRODUCTOS DE LIMPIEZA son caseros o como mucho, ecológicos, cercanos, comprados de forma responsable…

Y es que hacer productos caseros para la higiene de nuestra casa, no solo es cuestión de ahorro o ecologismo, en nuestra casa , también es una cuestión de mimar y cuidar el hogar, el sitio donde descansamos, comemos, amamos y dormimos… Qué ya es! Además, me parece que es un cambio en nuestras rutinas que aúna muchas filosofías: minimalismo (solo necesitamos 3 o 4 materias primas para crear nuestros productos. No tendremos un mueble entero o un armario, OMG, llenos de productos), Zero Wasted (utilizamos ingredientes naturales, no contaminantes, que podemos comprar a granel fácilmente. Usamos una y otra vez los mismos envases, de cristal o de plástico así del bueno…), con el fenh shui (cuidar nuestra casa, aporta calma. Que la casa huela a quien vive allí, que sea personal),… En fin, que si me pongo también va con el contra- consumo, el empoderamiento y el … Y ya paro y voy con lo que toca… Entonces…

Ah si! Que esto no ha pasado de un día para otro, eh? Poco a poco, no agobiarse… Empecé a realizar mis propios jabones hace como 9 años, y desde ahí, el efecto dominó, ir integrando rutinas en las rutinas, respetando cuando apetece, leyendo, organizando talleres, experimentando… Me gusta hablar desde la práctica y experiencia y a eso voy, ahora si…

Arriba, una foto de todos los productos que usamos en casa… Creo que ya tenemos muchos artículos e información sobre las propiedades o por qué utilizar estas materias primas, así, una vez más, os hablo de lo que yo hago y os voy contando bote por bote…

Vinagre de Arroz.  Macerar con cortezas de limones y/o naranjas (frescas) y romero (fresco o seco) o lo que tengáis (laurel, eucalipto, pino…) De cuatro a seis semanas. Filtrar y aromatizar con unas gotas de fragancia de vainilla o aromas alimentarios, algún aceite esencial… En nuestro caso, preferimos que sea lo más sencillo posible… Lo guardamos en una botella de cristal y lo usamos para limpieza general y baño diluido en agua. Lo de macerar es por aumentar las propiedades limpiadoras y dar aroma, personalizarlo…

Spray Multiusos. Como spray rápido limpia todo: encimera, placa, polvo, azulejos

1 parte de vinagre de arroz macerado/1 parte de agua

1/10 de alcohol puro 4/10 vinagre de arroz macerado + 5/10 de agua (desinfectante)

Vinagre Vino Blanco. El vinagre marroncito normal y corriente que podemos encontrar en cualquier sitio… Para cristales, suelos o grasas, usamos este vinagre sin macerar ni nada. Sencillo, sencillo.

-Cristales: 1 parte vinagre de vino blanco por 1 agua. En verano, podemos poner unas gotas de a.e. de lavanda. Secar con papel de periódico. Para los espejos también.

-Suelo: 1 taza de vinagre vino blanco por cada litro de agua

Para baldosas o suelos más sucios, añadirle detergente de lavadora casero o un poco de jabón de potasa.

En este momento, también tenemos limpiador de suelos y baños de la casa Solyeco (en botella de producto de limpieza recogido de la basura de los vecinos :P). En el grupo de consumo que participamos, organizamos un pedido anual de este tipo de productos, compramos una garrafa de 5 litros. Chachi.

Bicarbonato. Lo tenemos en una lata de metal con orificios en la tapa. Lo utilizamos para el baño: chorreón de vinagre de vino blanco (el marroncito) en bañera, en la taza… Espolvorear bicarbonato; dejar que actué, frotar con un cepillo y aclarar con agua. Secar con paño.

Para limpieza de máquinas:

Lavadora: 1 taza de bicarbonato en el tambor, 1 taza de vinagre de vino en el cajetín. Lavado corto a 40 grados.

Lavavajillas: 1 taza de bicarbonato donde el detergente,1 taza de vinagre vino dentro de la máquina. Lavado corto o enjuague.

Para el horno, microondas, sartenesCosas que necesiten corrosión: chorreón de vinagre vino y bicarbonato. Dejar que haga reacción y frotar.

Lavavajillas a mano. En este momento, usamos lavavajillas de mano de Solyeco (en el difusor blanco. Lo mismo que el limpiador de suelos y baños, pedimos una garrafa de 5 litros al año. Ah!, antes no os dije que podéis devolver los envases al productor), pero he probado y utilizado durante mucho tiempo:

Jabón de potasa disuelto en agua.

-Podemos hacer un lavavajillas de mano con el mismo método que para hacer el jabón de lavadora. Para aumentar el poder quitagrasas, añadir zumo de un limón por cada litro de agua que utilicemos.

Pastilla de jabón de aceite reciclado.

Queremos un jabón que limpie, entonces nos vamos a pasar de sosa… Por eso el jabón que hacían y hacen las abuelas (y nosotras!), ese típico que deja la ropa blanca y los platos limpísimos, tiene como una especie de “caspa” blanquecina en la parte superior. Es el exceso de sosa, que cuando nuestro jabón cura, es expulsado. Receta infalible: 840 gr de aceite RECICLADO (filtrarlo bien, con una media ya inservible, que quede limpio, limpio), 270 gr de agua y 56 gr de sosa.

Cuando las pastillas de jabón curan totalmente, las rallamos manualmente o si tenéis maquinita que lo haga… Lo podríamos dejar así, en polvo, mezclarlo con bicarbonato y utilizarlo tal cual. Nuestra opción es hacer jabón líquido para lavadora, nos parece que la maquina sufre menos…

200 gr jabón rallado + 150 gr bicarbonato + 1 l (aprox. depende de la textura) agua muy caliente. Ponemos la ralladura en una olla, junto al bicarbonato, añadimos poco a poco el agua muy caliente. Removemos hasta que el jabón y el bicarbonato se disuelvan totalmente. A veces, en la botella directamente, añadimos el agua poco a poco y agitamos. Si utilizais la batidora, despacio, porque si no, hará mucha espuma. También podemos perfumarlo con fragancias o aceites esenciales. Una vez más, el nuestro no huele más que a jabón 🙂

Las nueces de saponaria las utilizamos como suavizante para la lavadora. Las compré hace más de un año, 1 kg creo recordar que 20 euros con gastos de envió. Se utilizan tres nueces, para tres lavados, en una bolsita de tela, directamente en el tambor.

Cuando se acaben, ya no compró más, vamos a pasarnos al suavizante de la ropa que nos propone Virginia de trucosnaturales.com

Perborato de Sodio. Para coladas de ropa blanca o clara. Ponemos un par de cucharadas en el cajetín, junto al detergente. Victoria Moradell, nos cuenta que el perborato se activa con agua a partir de 40º. Nuestra experiencia es que con agua fría la ropa clara, queda perfecta… Y sobre todo, la mejor prueba es cuando alguna vez se me fue y le puse en una colada de ropa oscura, se decoloro y quedo con manchas… También os digo que he notado diferencia entre los perboratos de droguerías o tiendas especializadas, a los que venden en supermercados… Para manchas, bayetas, trapos de cocina, pañales de tela,  hasta la copa menstrual! Ponemos perborato y lo activamos con vinagre, el de vino blanco, el normal; dejamos que actué unos segundos y añadimos agua hirviendo… Ojo, que saldrá todo el oxígeno activo. Lo dejamos toda la noche en remojo y casi, casi tan blanco como con lejía.

El bote de cristal, tiene un exfoliante para el baño. Aquí utilizo el agua oxigenada.

Y por último, (jajajaja) unas pastillas higienizantes para el wc que me encantan… ¾ de bicarbonato con ¼ de ácido cítrico, mezclamos en un cuenco. En una cucharada de jabón lavavajillas de mano, añadimos 40 gotas de a.e. de menta, 40 de limón y 40 de lavanda, diluimos los aceites esenciales (creo que así los aceites esenciales se aprovechan mejor que únicamente mezclándolos con agua, ya que no son hidrosolubles…). Esa cucharada-aceitada, la diluimos con otra de agua en un bote con spray. Pulverizando poco a poco y mezclamos. Si lo hacemos de golpe, hará la efervesceEeEencia!!! Tampoco pasaría nada, dejamos que haga toda la reacción y cuando tengamos una textura de arena mojada, lo metemos en una cubitera. Cuando se secan, las guardamos en un bote de cristal en el baño…Dan un olorcito taaaan rico 🙂

Espero que os sea muy útil y que os animeís a ir probando…

Ah! Si si, el lavavajillas… Debo reconocer que he probado varias recetas de detergentes naturales: con limón natural, con ácido cítrico, con bicarbonato… Y aún no encontré la receta que me convenza realmente… Es complicado que los vasos de cristal queden “lustrosos” o  que los utensilios para hacer jabones y cosméticos queden sin grasa… En este momento estamos utilizando uno eco industrial… No de la casa Solyeco, este lo compramos en una superficie comercial “alternativa”, también de 5 litros… Tengo pendiente probar este receta… Pero bueno, por ahora…

Anuncios

Labios de Fresa

Ay, ay, ay…. Que se pasa esta primavera “extraña” (yo encantada, así con este tiempo tan norteño…) y aún no he publicado la entrada del ¡¡¡Bálsamo Labial de Fresa!!!

13265947_10154201572026950_5004324263043294104_n

Ummm… El aroma de esta barra de bálsamo de fresa es estupendo… Si, dan ganas de comérselo 😛 Además deja los labios hidratados y con un tono rosado muy natural.

Aquí dejo la receta, muy sencilla y versátil, le cambiamos el colorante y el aroma y podemos hacer barras de lo que queramos, para que os animéis a experimentar…

  • 25 gramos Manteca de Cacao.
  • 15 gramos Cera de Abeja.
  • 10 gramos Manteca de Karite.
  • 30 gramos Aceite de Almendras Dulces.
  • 25 gotas de aroma al gusto.
  • 1 gramo de colorante natural en polvo o 25 gotas de colorante natural liquido (alimentario).

Ponemos las grasas y el aceite en un recipiente apto para el baño maría. Yo utilizo un tazón de cristal que pongo encima de en un cazo con agua, en el fuego de la cocina. Cuando las grasas se derritan totalmente y se integren unas con otras, retiramos del fuego y ¡ya podemos añadir el colorante y el aroma de nuestro gusto! Removemos (con un palito de madera) para que se disuelva todo y “embotamos”, en esta ocasión en barras de labios de 5 mililitros.

Para esta receta hemos utilizado 25 gotas de Aroma Natural de Fresa Acida, 0,5 gramos de Polvo de Remolacha y 0,5 gramos de Polvo de Sándalo Rojo. La cantidad de colorante es al gusto. Incluso podéis utilizar colorante alimenticio. Os aconsejo tener cuidado tanto con la cantidad como con el color del colorante que utilicéis, recordar que es para los labios…

Os animo a experimentar (otra vez…) y que probéis a añadirle canela, cascara de naranja seca y muy muy molida, cascara de limón, que lo dejéis al natural y le pongáis aceite esencial de menta (apto para alimentación)…

En fin, ¡qué me encantan las fresas!

13227026_10154201653641950_3983773502897020833_n